tracks7

Tracks No. 7

Aunque con algo de retraso, llega una nueva edición de – Tracks -. En esta ocasión ganan en número las canciones con un alto grado de sensibilidad y una atmósfera trascendental. Un viaje que da inicio con la maravillosa orquestación a cargo de Miguel Atwood y los experimentos de Flying Lotus. Le sigue lo más nuevo de SHON, Jazztronik, The New Mastersound, la delicadeza de The Elder Statesman desde Nueva Zelanda y el primer single del último proyecto producido por Gilles Peterson.

[mixcloud http://www.mixcloud.com/gonzalocampos/gonzalo-campos-tracks-no-7/ width=660 height=180 /]

Descarga

fatima_IMG_5823evolo

Fatima – Yellow Memories

Pocas cantantes pueden presumir de haber trabajado con un conjunto tan diverso de músicos, un verdadero testimonio de su capacidad, talento y versatilidad. La lista de colaboradores de Fátima abarca a gente como Floatings Points (incluyendo la banda), Shafiq Husayn (Sa-Ra), Dam Funk, Scratcha DVA, Dorian Concept, Funkineven, Ras G, VeebeO y Teebs entre otros.

Nacida en Estocolmo, pero actualmente residente en el este de Londres, Fátima es una hija nómada del cosmos, que se basa en la inspiración de la vida y la energía del todo, desde las autopistas de LA, los sótanos de Londres y en el mar a través de la tierra, el viento y el fuego hasta el cielo.

Finalmente, la espera ha terminado y Eglo Records edita su álbum debut.

[bandcamp width=100% height=470 album=1032941572 size=large bgcol=ffffff linkcol=0687f5 tracklist=false]

Fuente: Eglo Record

Tracks 6_BadBadNotGood

Tracks No. 6

Después de unas mini vacaciones, volvemos estrenando sintonía para – Tracks -. En este número encontraréis bien juntitos el primer corte del último álbum de BADBADNOTGOOD, recientes temas de Frederick,  Leon Vynehall y la última joya de Psychemagik para el 10º Aniversario de Phonica. También, como de costumbre, unos cuantos clásicos redescubiertos estos últimos días, y el fresquísimo edit que Osage ha realizado para de D’Angelo.

[mixcloud http://www.mixcloud.com/gonzalocampos/tracks-no-6/ width=660 height=180 /]

Descargar

distorsión_M63_composite_Guts-770x460

Distorsión armónica, musicalmente hablando

Me gusta pensar en la distorsión armónica como ese chico molesto de una banda de la que no se le puede echar. Aquellos que se empeñan en tocar exactamente lo mismo que el otro, pero una octava más alta. Pudiendo resultar esto tan molesto, es posible que prefieras que se quede jugando en las octavas que tocando una quinta justa.

En pocas palabras, la distorsión armónica es un sonido armónicamente relacionado que se encuentra en la salida de un equipo de audio y que no era parte del que se encontraba en la entrada. Esto significa que este sonido debe haber sido creado por el equipo.

Supongamos que tenemos un piano que reproduce tonos puros, y que cada uno crea una onda senoidal pura de una sola frecuencia fundamental. Obviamente, los pianos del mundo real producen una rica serie de armónicos con cada nota, es por eso que suenan como suenan, pero en aras de la simplicidad, vamos a suponer un piano de tonos puros.

Si golpeamos el LA que se encuentra por debajo del DO central, este piano producirá una onda sinusoidal de 220 Hz perfecta. Si grabamos este sonido con un micrófono perfectamente transparente, conectado a un preamplificador perfectamente lineal y en una habitación perfectamente acondicionada, la forma de onda capturada contendrá sólo esa frecuencia.

En el mundo real, con un espacio acústicamente no perfecto, el micrófono y el preamplificador, un análisis de la forma de onda revelaría trazas de frecuencias adicionales que no fueron producidas por el piano de tonos puros, siendo estas frecuencias múltiplos de la frecuencia original .

 Así que con un una nota de 220 Hz,

el segundo armónico (H2) sería 2 x 220 Hz = 440 Hz,

el tercero (H3) sería 3 x 220 Hz = 660Hz, etc.

La importancia musical de las notas complementarias se hace evidente cuando nos fijamos en ellas sobre el teclado de un piano.

Distorsión_PianoFrequencies_Harmonics

H2 es también un LA, pero una octava más alto, así que no importa lo que pase. Siempre será musicalmente compatible con la frecuencia fundamental. Una octava puede añadir algo de riqueza a la música de la misma forma que una guitarra de 12 cuerdas tiene pares de cuerdas de octava.

Los otros armónicos son los siguientes:

H3 es una MI

H4 es un LA

H5 es un DO#

H6 es una MI

H7 ¡ni siquiera está en el piano! Se encuentra en algún lugar entre un FA# y un SOL

H8 es otro LA

H9 es un SI

Estas son todas las notas que sonarían al tocar ese LA, convirtiendo tu agradable LA en un sonido terrible. En consecuencia, debería ser obvio qué la distorsión armónica es un problema y qué los ingenieros trabajan muy duro para tratar de deshacerse de ella.

Desgraciadamente, por mucho que tratemos de deshacernos de estos tonos superfluos, nunca podremos eliminarlos completamente. Entonces, vale la pena considerar si todos son igual de molestos o si algunos de ellos son más incómodos que otros, y si alguno de ellos son en realidad deseables.

La suerte del principiante:

Mucho antes de que los transistores fueran comunes, los equipos de audio se basaban en tubos de vacío para realizar la amplificación, y con frecuencia los tubos utilizados para la ganancia de tensión eran triodos. La distorsión armónica era un concepto bien entendido en ese momento y los ingenieros la medían y marcaban en sus especificaciones para garantizar que sus diseños estaban realizando su labor aceptablemente. ¿Pero qué se considera “aceptable”? Fué necesario fijar un estándar supremo, un nivel máximo de distorsión que se contemplaría insignificante y en consecuencia aceptable.

Los científicos de la época se propusieron determinar cuál debería ser ese patrón y no se tomaron esa responsabilidad a la ligera. Se realizaron muchos experimentos con individuos subjetivos, y después de mucho esfuerzo, se acordó que el nivel máximo tolerable debía ser de 1%, y que una reducción mayor sobre esta distorsión era apenas detectable por el oído humano.

Dentro del transistor:

Cuando el transistor llegó, las empresas tentaron al mercado con la promesa de una reducción de costes, menor tamaño, mayores márgenes de beneficio, mayor eficiencia , etc. Todos los diseñadores estaban muy contentos porque podían abandonar la frágil y costosa botella de vidrio en favor de la nueva pequeña pepita brillante de silicio, y se dispusieron a diseñar amplificadores para cumplir con ese mismo 1% THD+N (Total Harmonic Distorsion + Noise) en las especificaciones. Sin que pasara mucho tiempo, aparecieron los primeros amplificadores desarrollados con transistores que reunían ese objetivo, pero había un gran problema: ¡sonaban fatal!.

El problema de aquellos primeros amplificadores con transistores no era la distorsión armónica total, sino los armónicos individuales que la componían. Los amplificadores de válvulas basados en triodos tienden a tener muy poca energía en los armónicos más altos, por lo que un amplificador de válvulas con 1% de THD presenta mayormente un segundo armónico y muy poco de los otros. Un segundo armónico 40 dB por debajo de la fundamental (equivale al 1%) es bastante difícil que el oído humano lo detecte. Sin embargo, en los primeros amplificadores con transistores dominaban los armónicos impares, principalmente el tercer y quinto, a los que el oído humano es significativamente más sensible.

Una comparación entre las formas de onda de un segundo armónico frente a la de un tercero nos da una pista de por qué el oído es más sensible a uno que a otro. Las siguientes formas de onda muestran un 15% de THD en ambos armónicos (nivel exagerado para ayudar a mostrar el efecto):

distorsión_HarmonicComparison

Teóricamente, ambos amplificadores tendrán la misma especificación exacta de THD+N, pero no sonarán igual. A pesar de que ambas formas de onda se ven gravemente distorsionadas, la forma de onda del gráfico superior todavía se asemeja a una onda sinusoidal, mientras que la de abajo se asemeja más a una onda cuadrada. Las ondas cuadradas tienden a sonar “fuerte” o “duro”, y escucharlas  durante períodos prolongados de tiempo causa la fatiga del oído más rápidamente.

Es importante recordar que la distorsión armónica no discrimina; cada nota de cada acorde producirá su propia serie de armónicos, y si el amplificador está dominado por un tercer y quinto armónico, esto provocará un montón de notas adicionales que no son parte de la original.

Entonces, ¿qué pasa con el amplificador de transistores? Los ingenieros se dieron cuenta de que para lograr una calidad de sonido comparable a la de un amplificador que produce sobre todo distorsión armónica en el tercer y quinto armónico, el nivel máximo permitido de distorsión debía reducirse entre 10 y 20 dB, al 0,3% o incluso el 0,1% THD+N.

Así, se desarrollaron nuevas formas para expresar el THD+N que ponderarían los armónicos individuales por separado con el fin de proporcionar una comparación más precisa y justa. Pero no fueron ampliamente aceptados por una razón principal: los amplificadores de transistores requieren un nivel mucho más riguroso de THD+N para que su calidad de sonido se acerque a la de los amplificadores de tubo. Esto choca de bruces contra el objetivo inicial de los fabricantes de estos nuevos amplificadores, que pretendían jactarse de que con esta mejora tecnológica habían sido capaces de reducir esta distorsión, aunque esta reducción de distorsión solo implique un 0,1% sobre la de un amplificador de la vieja escuela.

¡Cojones!

Nota: Transcripción del artículo ‘Harmonic Distortion, Musically Speakin’, Rob Roy, Electronaut.info

ingenius

Las ideas no son baratas, son gratuitas

Hasta hace poco, los futuros estudiantes de All Soul’s College, en la Universidad de Oxford , realizaban un “examen de una sola palabra”. Cada uno de ellos derramaba sobre un pedazo de papel en base a esta única palabra. Podría haber sido “inocencia” o “milagros” o “agua” o “provocación”. Su reto era diseñar un ensayo en tres horas inspirándose en esa sola palabra . No existían respuestas adecuadas a ese examen. Sin embargo, la respuesta de cada solicitante proporcionó información sobre la riqueza del alumno en conocimientos y capacidad para generar conexiones creativas.

Este desafío refuerza el hecho de que todo – cada palabra – ofrece una oportunidad para aprovechar lo que sabes y estirar tu imaginación. Para muchos de nosotros, este tipo de creatividad no se ha fomentado. No nos fijamos en todo nuestro entorno como una oportunidad para el ingenio. De hecho, la creatividad debe ser un imperativo.

La creatividad te permite prosperar en un mundo en constante cambio y abre un universo de posibilidades. Con creatividad mejorada, en lugar de problemas ves potencial, en lugar de obstáculos ves oportunidades, y en vez de desafíos ves la oportunidad de crear soluciones innovadoras.

Lamentablemente, también es común y multitud de veces repetido el dicho: “Las ideas son baratas”. Esta declaración resta valor a la creatividad y es completamente equivocada. Las ideas no son baratas en absoluto, son gratuitas. Y son increíblemente valiosas. Las ideas conducen a innovaciones que alimentan las economías del mundo, y que impiden que nuestra vida se vuelva repetitiva y estancada. Como dijo el famoso inventor estadounidense Alan Kay: “La mejor manera de predecir el futuro es inventarlo”. Todos somos inventores de nuestro propio futuro. Y la creatividad es el corazón de la invención.

Nota: Extracto del libro inGenius de Tina Seelig.

kermit_1048392_261152180733750_154539208_o

Kermit

Kermit es como ese paisaje extraño y fuera de lugar que tan difícil resulta encontrar. Espacio natural de esa fauna que no encuentra posición ni comportamiento dentro de las fronteras definidas pero que cuando se reúne da sentido al nuevo entorno. Con su música consiguen situarte tanto en un añejo y trasnochado pero elegante garito de jazz, como en una fría, solitaria y siniestramente chirriante nave industrial. Entre los pasos de uno a otro hábitat, mil y una sorpresas.

En 2012 firman su primer largo llamado ‘Autoficción’, poema sonoro en el que con un exquisito diseño presentan once temas instrumentales a caballo entre el post-rock progresivo y el jazz experimental más íntimo. Tras el elogio por parte de la crítica nacional e internacional y un buen número de conciertos,  comienzan a escribir nuevo material con la intención de ser publicado en 2014.

Y así ha ocurrido. Después de madurar las nuevas composiciones y mostrar las primeras pinceladas la pasada primavera, nos sorprenden con una controvertida apuesta en la que el sonido de la banda incluye también matices electrónicos. Así, con la publicación de su nuevo disco ‘Litoral’ esta misma semana y el video para ‘Magnitizdat’, comprobamos que Kermit siguen en forma y dispuestos a no dejarnos indiferentes.

Preparaos para un nuevo viaje de siete días alrededor de la costa, con sus siete amaneceres y sus siete puestas de sol. Días que se irán fusionando a través de las distintas frecuencias del espectro de la luz y el sonido que emite el faro que les guía.

Bandcamp

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=VUyT7bdDyHQ]

Tracks5_RainyMilo

Tracks No. 5

Interesante combinado el que se ha preparado en el episodio #5 de – Tracks – . Para despertar el apetito, la preciosa voz de Rainy Milo y su íntimo nu-soul, seguido del frenético ritmo que firman Wantigga y DJ Rashad. Seguimos alternando entre un poco de jazz del trompetista Takuya Kuroda, el maestro Bills Summers y GoGo Penguin, con la pluralidad de Lilabungalow, Todd Terje, Darius y el duo Za!. Para terminar, un genial versión de los Beastie Boys, otro clásico de Ronny Jordan y desde la Costa del Sol, el estreno en exclusiva de lo nuevo de Kermit.

[mixcloud http://www.mixcloud.com/gonzalocampos/tracks-no-5/ width=660 height=180 /]

Descarga

el robot

Él, Robot

Guitarra y voz: Carlos Moratalla
Flauta: Alejandro Escalera
Mezcla: Gonzalo Campos

Compuesto por Carlos Moratalla

Un fugaz testimonio de la humanidad,
manicomio a años luz de la vía láctea.
Puede ver el vacío, ser la oscuridad,
frío ordena lo azul, surca la galaxia.

Obligado fugitivo en un profundo mar,
un muñeco inmortal, un hombre de plástico,
vivo, inerte, cautivo, naufrago estelar,
más chatarra espacial minando un mundo elástico.

Un esclavo incandescente sueña en su misión,
Recorriendo en armonía rincones galácticos,
desgranando fluorescentes haces de color,
reduciendo la nada a términos románticos.

El fatal veredicto ciega su visión,
un universo que agoniza en un fulgor frenético.
El penúltimo verso de su gran canción,
quedará escrito en un impulso eléctrico